Spanish Pundit (II)

marzo 2, 2008

Algunas notas

Archivado en: blog,blogosfera,blogosphere,En español,politics,Spain — Nora @ 11:20 am
En primer lugar, quería agradecer profundamente a todos los lectores que me siguen, sea cuál sea la razón por la cuál lo hacen. Durante las últimas semanas tanto este blog como el de wordpress han experimentado un crecimiento importante en lectores. En el de blogger he llegado a los 100 lectores a través de la feed (que varían, seguro que mañana tengo 50, jejeje) y en este la subida está siendo bastante importante – el último día, es hoy son los lectores que han pasado hasta este momento por el blog – a pesar de que no es el blog principal, ni con el que firmo en ningún otro blog:
Nunca me ha gustado estar pendiente del número de lectores: de hecho, las estadísticas no las miro, prefiero ver por technorati quién me ha puesto un link. Desde el principio, he preferido desde luego saber que el blog lo escribo yo de acuerdo con lo que yo pienso y, si eso me priva de lectores, no me importa lo más mínimo. Sé que a veces soy muy tajante en ciertas cosas, y que eso molesta, pero cada uno es como es. Pero si, a pesar de eso hay personas que consideran que merece la pena leerme, les agradezco la deferencia y espero, Dios mediante, podamos leernos durante mucho tiempo.He pasado por muchas épocas blogosféricas.
Desde el primer Noticias de Eurabia (anteriormente escribia en un blog patético de msn -no tenía ni idea cómo se blogueaba…-, cuyo contenido pasó a este en su casi totalidad :D ), hasta hoy, han pasado casi dos años y medio y, a pesar de los pesares, no me arrepiento de nada de lo que he escrito. Y quiero agradecer a mis mejores amigas de la Universidad su apoyo: aunque no comentarán ni muertas (jejeje…) decirles a ellas dos que blogueaba y que lo hacía por convencimiento propio de los males que se avecinan, fue una decisión difícil pero altamente gratificante. Las dobles vidas no son de mi agrado, ni siquiera en este caso. :P No estaremos siempre de acuerdo (si no seríamos máquinas, no personas), pero con los años me han demostrado que son de las poquitas personas en que puedo confiar sin dudarlo.
Sin embargo, el hecho de haber pasado más de un año escribiendo en inglés y sólo (o en una gran parte) para extranjeros, cambió absolutamente mi perspectiva, no sólo de España si no en general del mundo y, si se quiere, hasta del ser humano. Cuando empecé, pensaba que sólo el islamismo era un problema, que el totalitarismo sólo amenazaba de esa forma nuestros valores y sistemas político-jurídicos. Mi idea desde el principio fue considerar cómo influía en nuestros países, una ideología bárbara, imperialista y absolutamente retrógrada, a pesar de que a los políticos no se les cae de la boca las expresiones “progreso”, “futuro”, “feminismo” y otras paridas huecas semejantes.

Pero el hecho es que el islamismo es sólo una parte de los males que acosan a Occidente. Es la más explosiva eso sí y sin duda la más exótica y apasionante en un país que luchó 800 años contra sus antepasados. Pero el hecho es que no están solos, ni son los únicos que quieren acabar con la libertad y la justicia, fundamentos de los modernos sistemas democráticos. Ecologistas, neo-fascistas, neo-nazis, comunistas, socialistas del siglo XXI, dictadores, teócratas… todos buscan lo mismo: cercenar la libertad individual para imponer sus propias ideas a todos los demás. Todos tienen idénticos objetivos y fundamentos semejantes: anti-semitismo, anti-catolicismo, anti-cristianismo, anti-liberalismo, anti-democracia, racismo, maniqueísmo moral, etc.

Es penoso, pero 70 años después de la Segunda Guerra Mundial, estamos asistiendo a una resurrección de todos los males que aquejaban a Europa antes de su comienzo. Y me duele enormemente que la gente no se dé cuenta, unos porque se aseguran votos a corto plazo, otros porque piensan que les van a criticar, otros porque simplemente encuentran todo esto muy complicado y con cuatro ideas les basta…

El mundo siempre ha sido complicado. El hombre occidental cometió la equivocación de pensar que con él acababa la Historia, que detrás de él no había nada porque ya se había acabado todo: se había alcanzado la “paz” en Europa y, por tanto, ya podía estar tranquilo. Pero eso era una ilusión en un mundo globalizado en el que lo que ocurre en Camboya puede afectar a Finlandia y en que las inversiones españolas en Argentina pueden acabar teniendo efectos en la bolsa de Nueva York. Resulta curioso, pues, que, en vez de asegurarse de que las inversiones llegaran a su destino en países del Tercer Mundo, los partidos de países occidentales nunca han abogado por el control sobre esas mismas inversiones. Ni siquiera han abogado por una reducción (ya no digamos eliminación) de los impuestos mundiales al comercio, que facilitarían enormemente el desarrollo de bastantes países del Tercer Mundo. Es curioso también que los más acendrados defensores de la “ayuda” al Tercer Mundo y de suspender la libertad comercial con esos países, sin embargo, favorezcan, con su política, la inmigración ilegal, al establecer políticas laxas en las que el control sobre el extranjero es mínimo, en el mejor de los casos, pero en la mayoría de ellos inexistente. Y no permitiendo el desarrollo de esos mismo países, se aseguran una fuga estable y cada vez mayor de personas hacia el llamado Primer Mundo. El último caso llamativo es el de Obama y Hillary, quienes ahora se están metiendo contra los acuerdos de libre comercio con Canadá y Méjico y otros países latinoamericanos (especialmente con el NAFTA), pero al mismo tiempo son partidarios de dejarles entrar casi sin cortapisas en suelo americano. Se aseguran además de esta forma de que, ante la llegada de tanto inmigrante ilegal, se desestabilice el ya frágil equilibrio existente en estos países, cuando, esa masa inmigrante, sin oficio ni beneficio y sin poder acceder a él, aumenta la criminalidad y la situación sanitaria se resiente por la falta de control sobre las personas que entran por la frontera.

No, no creo que se pueda resumir en dos líneas lo que pasa o lo que va a pasar. Ni siquiera creo que esto sea mejor o peor que lo que se vivió antes o lo que vivirán los que vengan después. A cada generación le toca pelear por su libertad (algo así dijo Reagan). Y no, tampoco creo que echar la culpa a los de fuera sea lo más acertada. Ningún castillo cae a la primera si los defensores no abren las compuertas y dejan pasar al enemigo.

El escribir para lectores extranjeros me enseñó que los problemas que vive España son paralelos a los que viven otros países occidentales. Ni somos tan diferentes, ni estamos atrasados ni nada parecido. Semos oscidentales hasta en eso. Porque el mayor problema es que no se sabe qué somos de forma generalizada: la divinización de otras culturas -inclusive aunque sean manifiestamente injustas, con atraso milenario y represivas para todos sus habitantes- surge a la vez que se critica con saña y de manera miserable la propia. A ello contribuye una estructura educativa, absolutamente degradante, en la que lo que se prima al inútil y al inculto frente al laborioso e inteligente. Y unas teorías absolutamente desfasadas sobre las relaciones interpersonales, en las que, en lugar de considerar a las personas como tales, se considera por un lado a los hombres y por otro a las mujeres, diciendo a voz en grito que esto es ser feminista.

Y así, se acaba diciendo que Castro “lucha contra la injusticia y es un faro por su lucha contra el imperialismo para mucha gente del mundo“, que la Junta birmana sigue existiendo porque “Birmania no tiene petróleo y por tanto Bush no está interesado en invadirlo” y que “si pides la democracia para Birmania, realmente lo que eres, es un ultraderechista-losantiano-aznarista-y-de-César-Vidal” y que “el Islam es igual que el Cristianismo porque sólo hay que ver un pasaje del Antiguo Testamento en el que Moisés mató y violó a no sé cuántas mujeres“, sin considerar que esa parte está excluída de la liturgia (no se lee en la misa católica, porque no es consonante con el Nuevo Testamento) y que la Biblia se puede interpretar, mientras que el Corán no (de cuatro escuelas coránicas sólo una lo reconoce y encima es minoritaria, mejor dicho, residual).

Mucha gente estuvo preocupada por qué va a ser del movimiento anti-ZP después de las elecciones. Ya dije ayer, lo que pasaría con el movimiento si ganaba ZP: se producirá su eliminación porque no conviene tener una oposición de centro-derecha totalmente organizada, racional y con ideas propias, es decir, no sujeta a lo que quiere un partido politico. Ahora bien, si pierde y, desde mi punto de vista, el movimiento deberá evolucionar hacia un movimiento “pro-” en lugar de “anti-”. Todos y cada uno de sus integrantes deberán (deberemos) determinar cuáles son las cosas en las que creen y por las que bloguean (blogueamos). La mayoría estarán de acuerdo pero siempre es más fácil saber lo que no se quiere que lo que se quiere. Y deberá distanciarse de cualquier partido político, incluido el PP. El movimiento anti-ZP debería ser un movimiento ciudadano de lucha por la libertad, por la justicia, por la igualdad real (no la virria absolutamente degradante de las cuotas…) y por la determinación del límite al poder.

*****

Segunda cuestión. Baron Bodissey de Gates of Vienna me escribió a lo largo del fin de semana para invitarme a un meeting en Roma el 14 de abril organizada por la European Freedom Alliance. Yo no puedo ir: mis obligaciones laboralo-adminsistrativo-tributarias y estudiantiles me lo impiden (es más, mi jefe me mataría si me pillo vacaciones por esta cuestión… en abril :P ). La asistencia es gratuita: sólo es necesario, según tengo entendido, reservar un sitio y pagarse el hotel. Son dos días y la invitación “gratis” es para el segundo día, en el que participarán entre otros, Bat Ye’Or y el editor de Jihad Watch y de Dhimmi Watch, Robert Spencer.

*****

Tercero y último: dos anuncios blogosféricos. El primero en relación al excelente blog americano Captain’s Quarters, cuyo blogger, Ed Morrisey ha anunciado que lo cierra (aunque los archivos quedarán abiertos para quien quiera leerlos) y se va a bloguear a Hot Air con Michelle Malkin. Algo a tener en cuenta sobre la evolución de la blogosfera…

Y mi blog portugués preferido, O Insurgente, cumple tres años. Así que desde aquí les deseo muchas felicidades y que les sigamos pudiendo leer durante mucho tiempo.

Algunas notas

Archivado en: blog,blogosfera,blogosphere,En español,España,Spain — Nora @ 11:19 am
En primer lugar, quería agradecer profundamente a todos los lectores que me siguen, sea cuál sea la razón por la cuál lo hacen. Durante las últimas semanas tanto este blog como el de wordpress han experimentado un crecimiento importante en lectores. En este he llegado a los 100 lectores a través de la feed (que varían, seguro que mañana tengo 50, jejeje) y en el de wordpress, la subida está siendo bastante importante – el último día es hoy y son los lectores que han pasado hasta este momento por el blog – a pesar de que no es el blog principal, ni con el que firmo en ningún otro blog:

Nunca me ha gustado estar pendiente del número de lectores: de hecho, las estadísticas no las miro, prefiero ver por technorati quién me ha puesto un link. Desde el principio, he preferido desde luego saber que el blog lo escribo yo de acuerdo con lo que yo pienso y, si eso me priva de lectores, no me importa lo más mínimo. Sé que a veces soy muy tajante en ciertas cosas, y que eso molesta, pero cada uno es como es. Pero si, a pesar de eso hay personas que consideran que merece la pena leerme, les agradezco la deferencia y espero, Dios mediante, podamos leernos durante mucho tiempo.

He pasado por muchas épocas blogosféricas. Desde el primer Noticias de Eurabia (anteriormente escribia en un blog patético de msn …, cuyo contenido pasó a este en su casi totalidad :D ), hasta hoy, han pasado casi dos años y medio y, a pesar de los pesares, no me arrepiento de nada de lo que he escrito. Y quiero agradecer a mis mejores amigas de la Universidad su apoyo: aunque no comentarán ni muertas (jejeje…) decirles a ellas dos que blogueaba y que lo hacía por convencimiento propio de los males que se avecinan, fue una decisión difícil pero altamente gratificante. Las dobles vidas no son de mi agrado, ni siquiera en este caso. :P No estaremos siempre de acuerdo (si no seríamos máquinas, no personas), pero con los años me han demostrado que son de las poquitas personas en que puedo confiar sin dudarlo.

Sin embargo, el hecho de haber pasado más de un año escribiendo en inglés y sólo (o en una gran parte) para extranjeros, cambió absolutamente mi perspectiva, no sólo de España si no en general del mundo y, si se quiere, hasta del ser humano. Cuando empecé, pensaba que sólo el islamismo era un problema, que el totalitarismo sólo amenazaba de esa forma nuestros valores y sistemas político-jurídicos. Mi idea desde el principio fue considerar cómo influía en nuestros países, una ideología bárbara, imperialista y absolutamente retrógrada, a pesar de que a los políticos no se les cae de la boca las expresiones “progreso”, “futuro”, “feminismo” y otras paridas huecas semejantes.

Pero el hecho es que el islamismo es sólo una parte de los males que acosan a Occidente. Es la más explosiva eso sí y sin duda la más exótica y apasionante en un país que luchó 800 años contra sus antepasados. Pero el hecho es que no están solos, ni son los únicos que quieren acabar con la libertad y la justicia, fundamentos de los modernos sistemas democráticos. Ecologistas, neo-fascistas, neo-nazis, comunistas, socialistas del siglo XXI, dictadores, teócratas… todos buscan lo mismo: cercenar la libertad individual para imponer sus propias ideas a todos los demás. Todos tienen idénticos objetivos y fundamentos semejantes: anti-semitismo, anti-catolicismo, anti-cristianismo, anti-liberalismo, anti-democracia, racismo, maniqueísmo moral, etc.

Es penoso, pero 70 años después de la Segunda Guerra Mundial, estamos asistiendo a una resurrección de todos los males que aquejaban a Europa antes de su comienzo. Y me duele enormemente que la gente no se dé cuenta, unos porque se aseguran votos a corto plazo, otros porque piensan que les van a criticar, otros porque simplemente encuentran todo esto muy complicado y con cuatro ideas les basta…

El mundo siempre ha sido complicado. El hombre occidental cometió la equivocación de pensar que con él acababa la Historia, que detrás de él no había nada porque ya se había acabado todo: se había alcanzado la “paz” en Europa y, por tanto, ya podía estar tranquilo. Pero eso era una ilusión en un mundo globalizado en el que lo que ocurre en Camboya puede afectar a Finlandia y en que las inversiones españolas en Argentina pueden acabar teniendo efectos en la bolsa de Nueva York. Resulta curioso, pues, que, en vez de asegurarse de que las inversiones llegaran a su destino en países del Tercer Mundo, los partidos de países occidentales nunca han abogado por el control sobre esas mismas inversiones. Ni siquiera han abogado por una reducción (ya no digamos eliminación) de los impuestos mundiales al comercio, que facilitarían enormemente el desarrollo de bastantes países del Tercer Mundo. Es curioso también que los más acendrados defensores de la “ayuda” al Tercer Mundo y de suspender la libertad comercial con esos países, sin embargo, favorezcan, con su política, la inmigración ilegal, al establecer políticas laxas en las que el control sobre el extranjero es mínimo, en el mejor de los casos, pero en la mayoría de ellos inexistente. Y no permitiendo el desarrollo de esos mismo países, se aseguran una fuga estable y cada vez mayor de personas hacia el llamado Primer Mundo. El último caso llamativo es el de Obama y Hillary, quienes ahora se están metiendo contra los acuerdos de libre comercio con Canadá y Méjico y otros países latinoamericanos (especialmente con el NAFTA), pero al mismo tiempo son partidarios de dejarles entrar casi sin cortapisas en suelo americano. Se aseguran además de esta forma de que, ante la llegada de tanto inmigrante ilegal, se desestabilice el ya frágil equilibrio existente en estos países, cuando, esa masa inmigrante, sin oficio ni beneficio y sin poder acceder a él, aumenta la criminalidad y la situación sanitaria se resiente por la falta de control sobre las personas que entran por la frontera.

No, no creo que se pueda resumir en dos líneas lo que pasa o lo que va a pasar. Ni siquiera creo que esto sea mejor o peor que lo que se vivió antes o lo que vivirán los que vengan después. A cada generación le toca pelear por su libertad (algo así dijo Reagan). Y no, tampoco creo que echar la culpa a los de fuera sea lo más acertada. Ningún castillo cae a la primera si los defensores no abren las compuertas y dejan pasar al enemigo.

El escribir para lectores extranjeros me enseñó que los problemas que vive España son paralelos a los que viven otros países occidentales. Ni somos tan diferentes, ni estamos atrasados ni nada parecido. Semos oscidentales hasta en eso. Porque el mayor problema es que no se sabe qué somos de forma generalizada: la divinización de otras culturas -inclusive aunque sean manifiestamente injustas, con atraso milenario y represivas para todos sus habitantes- surge a la vez que se critica con saña y de manera miserable la propia. A ello contribuye una estructura educativa, absolutamente degradante, en la que lo que se prima al inútil y al inculto frente al laborioso e inteligente. Y unas teorías absolutamente desfasadas sobre las relaciones interpersonales, en las que, en lugar de considerar a las personas como tales, se considera por un lado a los hombres y por otro a las mujeres, diciendo a voz en grito que esto es ser feminista.

Y así, se acaba diciendo que Castro “lucha contra la injusticia y es un faro por su lucha contra el imperialismo para mucha gente del mundo“, que la Junta birmana sigue existiendo porque “Birmania no tiene petróleo y por tanto Bush no está interesado en invadirlo” y que “si pides la democracia para Birmania, realmente lo que eres, es un ultraderechista-losantiano-aznarista-y-de-César-Vidal” y que “el Islam es igual que el Cristianismo porque sólo hay que ver un pasaje del Antiguo Testamento en el que Moisés mató y violó a no sé cuántas mujeres“, sin considerar que esa parte está excluída de la liturgia (no se lee en la misa católica, porque no es consonante con el Nuevo Testamento) y que la Biblia se puede interpretar, mientras que el Corán no (de cuatro escuelas coránicas sólo una lo reconoce y encima es minoritaria, mejor dicho, residual).

Mucha gente estuvo preocupada por qué va a ser del movimiento anti-ZP después de las elecciones. Ya dije ayer, lo que pasaría con el movimiento si ganaba ZP: se producirá su eliminación porque no conviene tener una oposición de centro-derecha totalmente organizada, racional y con ideas propias, es decir, no sujeta a lo que quiere un partido politico. Ahora bien, si pierde y, desde mi punto de vista, el movimiento deberá evolucionar hacia un movimiento “pro-” en lugar de “anti-”. Todos y cada uno de sus integrantes deberán (deberemos) determinar cuáles son las cosas en las que creen y por las que bloguean (blogueamos). La mayoría estarán de acuerdo pero siempre es más fácil saber lo que no se quiere que lo que se quiere. Y deberá distanciarse de cualquier partido político, incluido el PP. El movimiento anti-ZP debería ser un movimiento ciudadano de lucha por la libertad, por la justicia, por la igualdad real (no la virria absolutamente degradante de las cuotas…) y por la determinación del límite al poder.

*****

Segunda cuestión: me gustaría pedir a los blogs pro-Rajoy que hagan el favor de dar de baja este blog. Llevo dos meses esperando que lo retiren… pero nones. No, no es que me de repente me caiga muy mal ni significa que antes me cayera muy bien. Significa que no quiero que el blog esté en ninguna comunidad de nada: ni de anti-ZPs ni de pro-Rajoys ni de ninguna otra. Como ni siquiera han respondido al mail que les envié, escribo esto a ver si alguien les hace llegar el mensaje.

*****

Tercera cuestión. Baron Bodissey de Gates of Vienna me escribió a lo largo del fin de semana para invitarme a un meeting en Roma el 14 de marzo organizada por la European Freedom Alliance. Yo no puedo ir: mis obligaciones laboralo-administrativo-tributarias y estudiantiles me lo impiden (es más, mi jefe me mataría si me pillo vacaciones por esta cuestión… en abril :P ). La asistencia es gratuita: sólo es necesario, según tengo entendido, reservar un sitio y pagarse el hotel. Son dos días y la invitación “gratis” es para el segundo día, en el que participarán entre otros, Bat Ye’Or y el editor de Jihad Watch y de Dhimmi Watch, Robert Spencer.

*****

Cuarto y último: dos anuncios blogosféricos. El primero en relación al excelente blog americano Captain’s Quarters, cuyo blogger, Ed Morrisey ha anunciado que lo cierra (aunque los archivos quedarán abiertos para quien quiera leerlos) y se va a bloguear a Hot Air con Michelle Malkin. Algo a tener en cuenta sobre la evolución de la blogosfera…

Y mi blog portugués preferido, O Insurgente, cumple tres años. Así que desde aquí les deseo muchas felicidades y que les sigamos pudiendo leer durante mucho tiempo.

El tema Rubric Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.283 seguidores