Spanish Pundit (II)

diciembre 15, 2005

Clichy-sur-Bois: se descubre un zulo con armamento

Filed under: Sin categoría especial — Nora @ 4:11 pm

Fuentes de la Dirección de Vigilancia del Territorio (DST, el servicio de contraespionaje han informado de que en un garaje de la localidad de Clichy-sous-Bois (Seine-Saint-Denis), a las afueras de París, se ha descubierto un zulo con una importante cantidad de armas y municiones.
El arsenal está compuesto por varios tipos de armas, entre las cuales había dos subfusiles de asalto, dos pistola y un fusil automático, así como explosivos (un kilo de TNT y diez cartuchos de dinamita), municiones y diez detonadores pirotécnicos y uno electrónico y de mecha lenta, añadieron. También hay vestimentas de color negro, similares a las que utilizan los grupos de elite de la policía francesa, un uniforme de gendarme, pasamontañas, chalecos antibalas y una moto.
Según los informantes, el descubrimiento está relacionado con la detención llevada a cabo entre el lunes y miércoles de 28 sospechosos en la región parisiense y en el departamento de Oise (norte de París). Todos estarían a su vez relacionados con la red Al-Qaeda en Irak que encabeza el prófugo jordano Abú Musab al-Zarqaui.
Los arrestados, que se encuentran bajo custodia policial en la sede de la DST, son sospechosos de pertenecer a una red de financiación del terrorismo islámico con robos a mano armada, que además podría haber planeado atentados en Francia. Algunos de los detenidos han confirmado a los agentes su “compromiso islamista” y su voluntad “de financiar la causa”, señalaron las fuentes. Los investigadores consideran que el dinero de los asaltos era invertido en pequeños comercios para poder blanquearlo.
Fuentes de la lucha antiterrorista francesa calificaron la operación como una de las más importantes desarrolladas en Europa, en lo que respecta al número de detenidos, desde los arrestos practicados tras los atentados del 11 de marzo del 2004 en Madrid. La orden de intervenir la dio el juez antiterrorista de París Jean-Louis Bruguiere en virtud de una comisión rogatoria por “asociación de malhechores en relación con una empresa terrorista”.
Fuentes próximas a la investigación indicaron que la mayoría de los detenidos son hombres de edades comprendidas entre los 25 y 35 años, y de nacionalidad tunecina o argelina, aunque también hay algunos franceses. Muchos de ellos, que se conocieron en prisión y estaban fichados por pertenecer al crimen organizado, son sospechosos de haber cometido robos a mano armada para financiar la causa islamista y otros de estar relacionados con redes de falsificación de documentos, según las fuentes.

Hay que señalar que no es el primer alijo de armas que se encuentra en este suburbio de París: aquí ya dije que tenían los franceses un verdadero problema con el mercado de armas ilegales.

Y ¿qué hacen lso partidarios de Al-Zarqaui en Francia? Porque Francia se opuso a la guerra de Iraq, ¿verdad que sí? Que el enfrentamiento a USa, convirtió a Villepin, incluso en un popstar:


Eso sí, la prensa francesa ha dado mucha publicidad a que el tercer adolescente, Muhittin Altun, que entró en el transformador y se electrocutó, pero que a diferencia de sus compañeros no se murió, ya ha salido del hospital y ha dicho que la policía lo perseguía. Este fue el detonante de los disturbios que sólo han bajado su ritmo, porque la quema de coches continúa: entre 40 y 60 cada noche. Qué diferencia con Shérezade, ¿ehh?

Esa libertad de prensa…

La impunidad de los "lebs" en Australia

Filed under: Sin categoría especial — Nora @ 2:38 pm
Estos son los principales puntos que explican el nuevo estallido étnico en otro país occidental donde, también de nuevo, cae hecho pedazos, con las ventanas y los coches destrozados, el mito de la convivencia pacífica entre dos comunidades que van radicalizándose a cada semana que pasa:

  • Un 0,9 por ciento de la población australiana es libanesa o de origen libanés, y llegó a Australia hace unas pocas décadas. Muchos de sus integrantes han alcanzado altos o muy altos puestos sociales o políticos. Sin embargo, una gran parte de los jóvenes –ya nacidos en Australia y, por tanto, australianos- han mantenido las costumbres y creencias musulmanas de sus países de origen, con puntos de vista abiertamente enfrentados a los occidentales.
  • Este choque de puntos de vista es especialmente tenso en relación con las mujeres. Grupos de libaneses-australianos jóvenes han atacado a mujeres jóvenes de ascendencia anglosajona por ir vestidas “indecentemente”. En las playas de Sydney, la tensión entre las “dos comunidades” era feroz. Los hijos del integrismo musulmán frente a las espectaculares rubias semidesnudas del surf.
  • Líderes de la comunidad musulmana se ha indignado con la publicidad dada en los medios de comunicación a las bandas de violadores de procedencia árabe. Violadores de blancas anglosajonas, por supuesto. El caso más tristemente espectacular se produjo en 2002, cuando una banda de libaneses violó a multitud de mujeres, todas blancas. El jefe de la banda, Bilal Skaf, fue sentenciado a 55 años en prisión, una sentencia considerada extraordinariamente dura para un país como Australia.
  • Una cultura de bandas. En los años 60, las bandas estaban formadas por blancos europeos. Ahora son árabes y asiáticos. Los “lebs” (nombre despectivo para los libaneses”) se han introducido en la cultura de la violencia como rito de iniciación del macho joven, donde las diferencias entre el sexo y la violación son prácticamente inexistentes. Sin embargo, las comunidades blancas evolucionaron hacia la tolerancia y el feliz estilo de vida simbolizado en la cultura del surf. En su caso, el más macho era quien aguantaba más encima de una tabla sobre una ola. El choque era inevitable.
  • La cultura del alcohol entendida a la anglosajona, es decir, la borrachera por la borrachera. Muchos de los 5.000 jóvenes que se reunieron en el primer estallido de violencia a la caza del “leb” (y, por extensión, de cualquiera con apariencia árabe) estaban completamente borrachos. Malamente podían leer los mensajes de teléfono móvil que unos a otros se iban pasando en una explosión de comunicación en red que concentró en minutos a miles de rabiosos jóvenes y adolescentes en busca de los tipos de piel oscura con una religión que consideran hostil.
  • Hostil e invasora. Los suburbios de los libaneses se encuentran a las puertas de las doradas playas de los surfers en Sydney. Unos ven pasar por “sus” barrios a mujeres de ensueño semidesnudas camino de la playa acompañadas por bien modelados jóvenes rubios. Estos ven a unos taimados y primitivos musulmanes que han invadido no sólo “su” país sino también sus playas con sus miradas de odio cuando no con las violaciones de sus mujeres.
  • Una cosa lleva a la otra. Dado que la delincuencia y el crimen vienen de donde viene, la presión policial hacia los “lebs” provoca que estos se consideren no sólo marginados sino perseguidos. Los líderes de su comunidad –musulmanes- claman contra la “discriminación” y la “persecución”. Muchas mezquitas han hecho su trabajo de incendiar el odio contra los “infieles” indecentes. Pero otras intentaban la paz. Entre ellas, la que salió peor parada, la de Lakemba, que ardió en la segunda noche de caos mientras doscientos musulmanes se preparaban para escuchar una conferencia sobre la ‘no violencia’.
  • Por el lado de enfrente, los grupos racistas blancos también hicieron su trabajo. Pero todas las fuentes coinciden en que no sólo no fueron el origen inmediato sino que, ni tan siquiera, fueron los convocantes del desastre de guerrilla urbana que se iba a originar en minutos. Atizaron el fuego pero la policía está ahora concentrada en saber de dónde vinieron los primeros mensajes de móvil alertando sobre la agresión a dos socorristas en la playa y animando a concentrarse en la zona.
  • Y, por supuesto, por debajo –y por encima- de todo, desconfianza y resentimiento de la comunidad blanca de cultura cristiana hacia los musulmanes en general, desconfianza y resentimiento disparados tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos pero recrudecidos después de la brutal acción terrorista contra un hotel de Bali en 2002, donde murieron 202 personas, entre ellas 88 australianos. El rechazo es respondido desde el lado opuesto con autoafirmación y más odio y más acusaciones de exclusión social. Un proceso bien conocido ya en muchos países occidentales.

Y como consecuencia, más ataques a iglesias cristianas. Y las chicas no quieren ir a la playa, después de que los “creyentes” en la religión-de-la-paz, les hayan preguntado si eran vírgenes.

Mmm, y luego decían que la religión no tenía nada que ver. Ejem, ejem.

El Patriarca Alexei de Rusia

Filed under: Sin categoría especial — Nora @ 1:41 pm

Leo en NUEVO DIGITAL que Alexei, el patriarca de los ortodoxos rusos, “ha mostrado su completo apoyo “a los musulmanes” con el fin de “evitar la construcción de un mundo unipolar que imponga sus propios modelos políticos y culturales”.

Junto con el fluido entendimiento cristianismo-judaísmo y la también profunda y tradicional desconfianza de la Iglesia Ortodoxa hacia las iglesias cristianas –y, especialmente, hacia la católica-, más el planetario recelo entre cristianismo e islamismo, estos son los últimos datos en la tectónica de las religiones.

Ante el presidente del parlamento iraní, el patriarca Alexei II de Moscú –acusado en los famosos y envenenados papeles soviéticos de Mitrokhin de haber sido agente del KGB– se despachó a gusto. Refiriéndose al trabajo del Consejo Interreligioso de Rusia, el patriarca afirmó: “Sólo los adeptos de las religiones tradicionales, y en primer lugar los ortodoxos y los musulmanes, pueden dar una respuesta adecuada a los retos del tiempo“.

Tras lamentar que no fueran invitados representantes de la Iglesia Ortodoxa a la cumbre de la Alianza de las Civilizaciones, Alexei afirmó: “Creo que ortodoxos y musulmanes son unánimes en el deseo de evitar la construcción de un mundo unipolar que imponga sus propios modelos políticos y culturales contra su voluntad”.

Podéis seguir leyendo aquí.

Hmm, así que la amenaza de Ahmadenijad de “destruiré el Cristianismo en este páis [Irán]” no va con los ortodoxos rusos.

¿O sí? Porque estas declaraciones las ha realizado el Patriarca después de que los musulmanes hayan pedido que se quiten todos símbolos cristianos del escudo ruso. Lo señala Franze en su blog.

Pero no es el único ruso que apoya a Ahmadenijad: La universidad de KIev también quiere borrar a Israel del Mapa.

Actualización: Putin, en Grozni (Chechenia), ha dicho que “Rusia ha sido siempre el defensor más fiel, fiable y consistente de los intereses del mundo musulmán. Destruyendo a Rusia, estos [terroristas] destruyen uno de los más impotantes pilares del mundo islámico en la lucha por sus derechos en el área internacional, la lucha por sus derechos legítimos.” Añadió que gracias a eso Moscú había sido invitado como un observador permanente por la Organización de la Conferencia Islámica y representantes rusos habían acudido a la cumbre de La Meca.

Me gustaría que hablara con los que lucharon contra los tártaros desde la Edad Media hasta el Siglo XIX. Me da que no diría lo mismo.

Y luego dice que “Francia va a ser colonizada por sus antiguas colonias“.

La yihad en España

Filed under: Sin categoría especial — Nora @ 8:50 am


Interesante resumen del libro “La yijad en España” de Arístegui:

Quienes menosprecien el riesgo de los enemigos a los que nos enfrentamos, o quienes digan que no debemos obsesionarnos con el terror, estarán creando las condiciones para la perpetuación o como poco la prolongación de esta lacra. Obsesionarse, no; ignorarlo, menos; rendirse, nunca“. Éste es el rotundo mensaje final que Gustavo de Arístegui nos transmite en su libro La Yihad en España, recién parido en las librerías y segundo retoño del mismo autor sobre el islamismo radical, un enemigo despiadado del que tomamos conciencia con demasiada calma y no poca inconsciencia, a tenor de las estrategias, los fines y los medios que emplea.


Gustavo de Arístegui vuelve con toda solvencia, rigor y erudición a sacudirnos la modorra de la indiferencia o de la tibieza poniéndonos, a través de un gran alarde de pesquisas y de aproximación a las teorías y prácticas radicales, ante la dura realidad de un fenómeno terrorista global, del que no podemos escapar con florituras ni mirando tampoco hacia otro lado (“alianza de civilizaciones sólo puede haber entre democracias que compartimos principios y valores“). El impacto del libro es indudable para cualquier persona reflexiva y sensata. Cuatrocientas páginas hilvanadas con un ritmo trepidante, que desaconseja abandonar la lectura hasta el final, a pesar de las dificultades para asimilar tantos nombres y organizaciones islamistas (algarabía) como se consignan en él. Gustavo de Arístegui, como ya nos demostró hace un año con su anterior obra (El islamismo frente al islam), no se toma a broma este asunto, ni siquiera incurre en la pedantería de limitarse a exhibir sin provecho sus profundos conocimientos sobre el islamismo y el islam. No, no. Se propone, y lo logra con largueza, que todos nos familiaricemos con este grave problema, lo sintamos como propio y venzamos la “preocupante ignorancia que hay en Europa en general y en España en particular sobre este brutal fenómeno que es el terrorismo yihadista“.
En el libro de Gustavo de Arístegui hay mucho espacio para la preocupación, la alarma fundada, el perfil sobrecogedor de los terroristas, los objetivos indeclinables que tienen planteados y el riesgo cierto de reproducirse con éxito en el caldo de cultivo de una necia permisividad “progresista” y estúpidamente tolerante. Hay también, afortunadamente, un amplio margen para el optimismo y para la propuesta de medidas eficaces para combatir al islamismo radical en el terreno de la educación, de la justicia, de la movilización social, de la cooperación internacional y hasta de la política penitenciaria, cuya gran influencia también se desvela. Dice De Arístegui que “los teóricos del islamismo han dado una prioridad absoluta a España en su estrategia, pues la reconquista de Al-Ándalus es una obsesión y un símbolo“. Libros como éste son decisivos para enfrentarnos con eficacia a esa obsesión.

Si quereis oír a Arístegui, Martinito lo tiene en su blog en la entrevista que le hicieron en el programa La Linterna de la COPE. Como ya señalé en este post.

Especialmente importante es este libro cuando se anuncian noticias como ésta:

Un informe de los Servicios de Información españoles alerta del riesgo creciente de que jóvenes musulmanes radicales puedan convertirse en miembros activos de organizaciones terroristas.

La idea de que el terrorismo islamista en España y en toda Europa está promovido, financiado y ejecutado por organizaciones e individuos extranjeros, que se instalan en las sociedades occidentales y luego las golpean con toda la dureza de que son capaces, puede ser muy cierta y tener al día de hoy una gran vigencia, pero algo está cambiando en este panorama y parece que el fenómeno del terrorismo internacional tendrá cada vez mayor complejidad porque, entre otras razones, tiene cada día mayor imbricación dentro de nuestras sociedades y poco a poco se está “nacionalizando”.

La segunda generación

Aunque en las últimas operaciones policiales contra el terrorismo islamista que han tenido lugar en España y que han permitido detener en las últimas semanas a casi una veintena de personas, la mayor parte de los implicados son argelinos de condición salafista, la realidad es que existe un peligro latente dentro de la propia sociedad española en los llamados islamistas de segunda generación, es decir, esos jóvenes musulmanes radicales, de nacionalidad y residencia española, que son un evidente caldo de cultivo para “alimentar” el terrorismo internacional. La preocupación es clara en el Gobierno español, tal como ha venido reflejando el ministro del Interior, José Antonio Alonso. Los ejemplos de Londres y París han venido a demostrar que esta situación forma parte de nuestra realidad en toda Europa. Dentro de España han sido los propios Servicios de Información de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado los que han dado la voz de alarma acerca de esta peligrosa situación que se nos viene encima. Un informe de la inteligencia española, al que ha tenido acceso Europa Press, alerta de este “incipiente peligro” procedente de los islamistas de segunda generación e insta al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a tomar medidas de prevención para evitar que estos jóvenes radicales se conviertan en elementos al servicio terrorista.
El ejemplo británico y francés
El informe recomienda, en este sentido, fijar la mirada en Reino Unido y Francia, donde los elementos terroristas o desestabilizadores han sido personas socialmente integradas. Sól
o en el país galo, las autoridades francesas estiman que existen alrededor de 5.000 salafistas, que se radicalizan en “algunas salas de rezos” o en las cárceles, tal como publicó recientemente el diario Libération, que recogía también la “prioridad” de este asunto para el ministro de Interior francés, Nicolas Sarkozy. Según el informe de los servicios españoles sobre los islamistas de segunda generación, se trata de individuos que responden a un perfil muy determinado: adolescente, varón, de nacionalidad española y origen magrebí, con alto nivel de integración social pero curiosamente muy vulnerables ante el discurso radical, alimentado por sus mayores, en su propio entorno familiar o círculos de amistades. Los llamados “imanes de garaje”, que predican en locales repartidos por toda España, ejercerían una gran influencia sobre estos chicos que podrían suponer, según el informe, una seria amenaza para nuestro país.

Focos integristas

La Policía española ha elaborado un censo con más de 400 locales de este tipo repartidos por toda España en los que se difunden mensajes radicales, aunque los principales focos de integrismo se sitúan en zonas con fuerte presencia magrebí, como Navarra, Cataluña, Andalucía y todo el Levante español. De hecho, las últimas operaciones realizadas en España por la Policía se llevaron a cabo en Granada, Málaga, Alicante y Murcia. En todo caso, estos jóvenes, en virtud de su nacionalidad española, disfrutan de una gran movilidad por toda la geografía nacional. La situación es tan peligrosa que el Consejo de Ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea acaba de aprobar una Estrategia y Plan de Acción común contra la radicalización y la captación de terroristas en todo el territorio europeo. El informe de los servicios españoles no está, por tanto, desorientado, sino que responde a una realidad palpable, de la que han tomado nota en toda Europa tanto el primer ministro británico, Tony Blair, como presidente de turno de la UE, como la propia Comisión Europea que preside José Manuel Durao Barroso.

Se abordará en la próxima cumbre de Bruselas

Está previsto que este asunto se aborde en la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que la UE va a celebrar
en Bruselas los próximos días 15 y 16 de diciembre. El ministro José Antonio Alonso, muy consciente en todas sus declaraciones de esta situación, asegura que el radicalismo islamista hay que controlarlo y combatirlo allí donde se produzca, ya sea una mezquita o en un locutorio. Para evitar malentendidos, aclaró finalmente: “El Islam es una opción cultural y religiosa absolutamente legítima, y el terrorismo es algo completamente ilegítimo contra lo que hay que luchar“.

No sé, no sé: si la jihad es una institución intrínseca al Islam desde su nacimiento y efectivamente estos están luchando por la jihad, la pregunta sería ¿es cierto que es una opción cultural y religiosa legítima, cuando su manifestación más importante es matar personas inocentes para lograr la dominación mundial? ¿Realmente es tan distinto del Islam cuando hay imanes que se han negado a ir a determinadas concentraciones para protestar por asesinatos de personas, cuando se siguen encontrando cintas de casette en mezquitas llamando a exterminar judíos, en Europa (post), por poner ejemplos, sin que NADIE proteste, o con protestas muy limitadas? Sígolo dudando.

Incendio en los tanques de petróleo de Londres: ¿otro atentado?

Filed under: Sin categoría especial — Nora @ 12:07 am

Se nos ha dicho que esto:ha sido un accidente.

Pero ¿por qué no se han publicado estas imágenes de Al Zawaihiri? En ellas, 5 días antes del incendio, que dice:

Llamo a todos los mujahidines a concentrar sus ataques en el petróleo robado de los Musulmanes. La mayoría de sus beneficios revierte a los enemigos del Islam, y lo qeu dejan en nuestros países lo consumen los ladrones que dirigen nuestros países. Este es el mayor robo en la historia de la humanidad. Los enemigos del Islam están consumiendo este recurso vital con incomparable codicia. Debemos parar este robo de cualquier manera que podamos.”

(vía Justifythis)

¿La Islamización de Europa?

Filed under: Sin categoría especial — Nora @ 12:00 am
David Pryce-Jones ha escrito un largo artículo, The Islamization Of Europe?, cuya lectura resulta harto recomendable. Con su prosa seca y poco amiga de florituras, recuerda algunos de los acontecimientos que están ocurriendo en nuestras calles europeas. Por alguna extraña razón, sin embargo, lo que más me ha llamado la atención del inclemente rosario de payasadas proislámicas que asola la repentina integridad laica de los europeos es una brevísima pincelada:

En Gran Bretaña, un juez ha acordado prohibir que los hindúes y los judíos puedan sentarse en un jurado en una causa contra un musulmán.
No sé, me pregunto si este juez británico no podría ser un buen sustituto suyo, cuando Koffi Annan se caiga de la cuerda floja. Si aplicara allí también su acrisolado sentido de la corrección política, lo mismo Israel comenzaba a ganar resoluciones.

(tomado de Hispalibertas)

Blog de WordPress.com.