Spanish Pundit (II)

julio 26, 2007

Investigan a una web canadiense por supuestos comentarios antiislámicos

Filed under: Canadá,libertad de pensamiento — Nora @ 7:41 am

Me entero via el blog Stop the Aclu, de que la web Free Dominion.ca está siendo investigada porque uno de los participantes [*] escribió:

04/24/06 “No puedo entender por qué los homosexuales que conozco están del lado de los musulmanes. Después de todo, los musulmanes que practican la Ley Sharia tienden a ser partidarios de degollar homosexuales.”

03/09/06 “Desafío a la censura islámica y hablo lo que pienso que es verdad sobre el islamismo violento y su amenaza a la libertad de expresión en Canadá.”
Gentes -la denunciante- también dice que se sintió discriminada (no es Musulmana) porque aparecieron los siguientes posts en Free Dominion:”

“¿Cuantos de nosotros no hacemos caso si no de boquilla al peligro musulmán en Canadá?”
“Probablemente todos queremos encerrar a un musulmán.” (esta es, desde mi punto de vista, la más dudosa).
“Tengo que preguntar por qué los estamos importando aquí”.
“Fundamentalismo islámico y su amenaza a las libertades civiles y religiosas de Canadá.”

Más información en inglés en: Big Blue Wave, Relapsed Catholic, JW.

También podeis leer este hilo del foro de Free Dominion.ca en el que se hacen eco de la noticia.

Washington Post ha publicado un artículo sobre la cuestión. h/t Alice the Camel.

[*] Quién publicó los comentarios es Bill Whatcott, un antiguo prostituto homosexual que es ahora un activista cristiano reconocido.

La denuncia ha sido realizada ante la Comisión de Derechos Humanos Canadiense en Ottawa que la ha admitido.

Anuncios

1 comentario »

  1. La libertad de expresión es uno de los últimos y mayores logros de la humanidad, un derecho fundamental para hacer frente a los absolutismos ideológicos, un valor sólo perseguido por quienes necesitan la fuerza para imponer su pensamiento, sabedores de que las palabras pueden socavar los cimientos de cualquier creencia.

    Y, sin embargo, no es sagrada. No lo es porque toda libertad tiene sus límites, porque la expresión puede ser una amenaza o agresión y -en última instancia- porque constituiría una contradicción en sus propios términos.

    Suele decirse que el hombre es esclavo de sus palabras y dueño de su silencio. En este sentido, la libertad de expresión posee un mecanismo de autorregulación. Como bien sugiere Lady Vorzheva, el comentario: “Probablemente, todos queremos encerrar a un musulmán” hace más daño a quien lo pronuncia que al Islam.

    Comentario por Lancelot — julio 30, 2007 @ 7:41 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: