Spanish Pundit (II)

septiembre 24, 2007

El hachís como parte de la jihad

A great civilization is not conquered from without, until it has destroyed itself from within. William Durant

Una gran civilización no se conquista desde fuera, hasta que se ha destruido desde dentro. William Durant.

NUEVO DIGITAL Internacional – El hachís, “fuera de control” en el Reino Unido: Los derivados del cannabis, detrás de la masiva oleada de delincuencia tras ser desclasificados como drogas peligrosas

No sólo es una droga socialmente aceptada; también es otra de las puntas de una yihad que no únicamente se financia a gran escala con su tráfico en las zonas más occidentales de la Umma -en mortífera alianza con los mares de opio que rompen en Europa desde el Oriente Medio- sino que, explícitamente, introduce su calculado veneno para terminar de disolver la corrupta sociedad de los infieles, los renegados de la religión con que se nace y que entre ellos se matan, intoxican y neutralizan con su propia droga, la misma que ya fue considerada por los fieles al islam como propia de apóstatas y gente de baja estofa desde la Edad Media.

Se comenta en voz baja en las teterías de Madrid y, a poco que el cliente se gane la confianza del camarero norteafricano agnóstico, las confesiones comenzarán a llegar sobre lo que sucede en la parte de la clientela que no es la de los multiculturalistas jóvenes occidentales que viven, entre risotadas y porros, su aventura exótica a unos pocos de cientos de metros de la casa de papá y mamá. De la misma forma que muchos norteafricanos justifican ante los suyos el robo o el atraco a españoles porque así recuperan parte del botín que les corresponde como herederos de Al Ándalus, otros muchos confiesan no sentir ningún remordimiento en absoluto en repartir droga a jóvenes o niños porque se la venden “a cristianos” y, de paso, recuperan botín propio expoliado hace siglos con que financiar la recuperación de la tierra usurpada a Alá. Esos son los razonamientos de las conexiones droga-terrorismo que se encuentran tras las anónimas y frecuentes detenciones de la policía. El islamismo radical penetra de forma masiva entre la juventud árabe y musulmana occidental y ofrece sabiduría coránica para justificar la destrucción de la sociedad infiel, corrompiendo sus cimientos, sin necesidad de los alfanjes de los antepasados, sólo con la fuerza de la yihad de los vientres y de los derechos democráticos utilizados en su favor.

Hachís y delincuencia, “fuera de control”

El masivo consumo de derivados del cannabis se ha convertido en el factor que se encuentra tras lo que ya se admiten como oleadas de accidentes mortales de tráfico de fin de semana, en una alianza maldita en la que se federa con el alcohol, la otra gran droga de infieles. La Europa occidental siempre fue importadora neta del cannabis procedente del norte de África, con España como el gran puerto de desembarco para las redes de marroquíes, argelinos y tunecinos que, después, la distribuirían por Francia, el Reino Unido o la Holanda donde se consume legalmente junto con un café y la factura con IVA por ambos. Sin embargo, el mismo Reino Unido que hace unos pocos años desclasificó el cannabis como droga peligrosa en medio de la inclemente campaña ‘progresista’ occidental que hizo de su uso y consumo una de sus grandes y gloriosas banderas revolucionarias, ese mismo Reino Unido ve ahora con alarma cómo no sólo la supuestamente inocua droga se encuentra detrás de la incontrolable oleada de delincuencia que asola sus calles sino que el propio país se ha convertido en exportador neto de ella mientras profesores y policías aseguran que la situación se encuentra “fuera de control”.

[…] Ahora ya se admite sin ambages que “la reclasificación del cannabis alimenta la oleada de delincuencia juvenil” en el Reino Unido, constatación que se eleva como un humo espeso y azulado en dramáticos reportajes publicados por los mismos medios que una vez levantaron la bandera de la legalización de la droga para, sólo unos pocos años después, editar espectaculares portadas como gancho de no menos estremecidas admisiones de culpa y petición de disculpas ante la magnitud de la corrosión provocada por la otrora inocente hierba, y que, tras las anterioridades frivolidades, ahora se considera más peligrosa que el LSD. Sick [Menudos hipócritas….]

[…] Las organizaciones y profesionales que trabajan con jóvenes advierten de que el cannabis es consumido ya por entre el 75 y el 90 por ciento de los jóvenes delincuentes, en una imparable tendencia por la que el consumidor acude a delitos de baja o alta intensidad para financiar su adicción, y en una espiral maldita que, anteriormente, tan sólo estaba asociada a la heroína.

Desde hace varios meses, vengo leyendo posts y artículos en los que personas de variadas tendencias políticas e ideológicas, defienden la liberalización de las drogas porque, si se hiciera, daría como consecuencia una disminución de su precio, de su consumo y como consecuencia de todo lo anterior, disminuiría la inseguridad.

Aquí tenemos una prueba de que no. Francamente no tengo una opinión clara al respecto, pero no creo que la mejor idea sea que las drogas estén al alcance de adolescentes, todavía no suficientemente responsables, ni con la suficiente madurez como para decir que no a lo que todo el mundo puede tomar.

Pero es que en este caso, la cuestión es aún peor, porque el consumo de cannabis está ayudando a los que quieren conquistar Occidente y piden un Califato Global. Que además tiene por público objetivo a esos mismos adolescentes, con muchos recursos y mucho tiempo libre.

Si la juventud es el futuro y el futuro es destruido, ¿qué le queda a Occidente? At wits end Angry

Y esto no tienen culpa sólo los de la Jihad y los musulmanes/islamistas… Como dice la frase, la civilización tiene que ser destruida desde dentro. Pero para eso es necesario que no haya nadie que la defienda.

A esto hay que unir, el opio procedente de Afganistán (actualmente produce el 93% de los opiáceos mundiales) que llegará en breve.

______________________________

Great Britain, after a liberal campaign, declassified the haschisch as a dangerous drug. Today it has a great real problem as it is the cause of the surge in crime that worries both the teachers and the police, who spoke of a “situation out of control” and of the country, which was once an importer of the drug, but now is a net exporter of it.

But there is another problem, just hidden under the surface: the revenues obtained by the cannabis’ producers are used to finance jihad. And there are North Africans who consider that is correct to give drugs to children and teenagars as long as they are Christians and, in Spain, that gives them the opportunity to take back what they supposedly were stolen in the Reconquest of Al-Andalus.

Islamism is penetrating the core of the society by the corruption of minors and teenagers, without needing the swords, and using the wombs’ jihad and the democratic rights in their favour. And at the same time, there are groups that ask without any kind of restraint, for the Global Caliphate.

So the same MSM who supported the liberalisation of drugs as a new step towards freedom, are now scandalized of the dimension of the damages, and dedicate huge lines and front pages to the numbers which clearly show that it has been the main cause of the surge in juvenile crime.

The organizations which work with teenagers are now pointing out that between 75 and 90% of the teenage criminals are normal consumers of haschisch, and have to commit graver crimes each time, to pay for the cannabis they are addicted to.

So if the teenagers are the future, and the future is very cunningly destroyed, what future the West has? At wits end Angry

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: