Spanish Pundit (II)

febrero 2, 2008

La conexión Centroasiática: drogas, terrorismo y crimen organizado (I)

Filed under: Afghanistan,EEUU,tráfico de drogas,UN,USA — Nora @ 9:36 am

El año pasado, el blogger estadounidense Yankee Doodle me pidió que tratara en mi blog sobre una de las cuestiones que menos se tratan por la dificultad de obtener información, a pesar de la importancia fundamental que tiene. Las repúblicas Centro-Asiáticas, escindidas de la antigua URSS, se han convertido, tanto por su situación geoestratégica como por ser lugares poco vigilados con una orografía escarpada, en uno de los puntos negros en los que el Crimen Organizado, el Terrorismo Islámico y el Tráfico de Drogas confluyen y muestran algunos datos esclarecedores sobre cómo debería ser la lucha contra el terrorismo si se quiere que sea efectiva.

Así que comienzo con ello en este post.

******
International readers: you can read this post in English here. I will write my conclusions when I finish translating it. Thanks.
******

En su ensayo Crimen, Terrorismo y el Negocio de las Drogas en Asia Central, la autora Tamara Makarenko escribe sobre el fenómeno relativo al tráfico de drogas en esta zona y su conexión con el crimen organizado y el terrorismo islámico, con un origen determinado (Afganistán) y un destino también determinado (Europa).

El año 2000, el Times informaba de que el Afganistán de los talibanes había desbancado a Colombia y a Birmania como los principales productores y contrabandistas de drogas duras en especial de heroína, siendo ese año el origen del 95% de la heroína que llegaba a Gran Bretaña.

Todo ello se encuentra en el contexto de inseguridad generado por la post-Guerra Fría en el Afganistán talibán con el fin del dominio ruso sobre el país (hmm, esos aliados….). En todo caso, y para que el examen sea correcto, es preciso distinguir entre aquellos que controlen el negocio y aquellos que simplemente usan las ventajas que este tipo de comercio produce. Distinguiremos pues:

  1. organizaciones criminales tradicionales: usan tácticas de terror como una herramienta meramente operacional y sólo tangencialmente buscan objetivos políticos para asegurarse que nadie se inmiscuye en su actividad de carácter criminal. Ejemplio: la Mafia rusa o la N’drangheta italiana.
  2. grupos terroristas: usan actividades criminales para financiar el terror con objetivos fundamentalmente político. Ejemplo: Al Qaeda.
  3. organizaciones con naturaleza intermedia: realizan cuestiones mera o principalmente criminales por los beneficios que generan o para aprovecharse de sus efectos, con la misma importancia que su dedicación a actividades terroristas. Ejemplo: movimiento islámico de Uzbekistán.

Precisamente cuando hablamos de lucha antiterrorista, los Gobiernos deberían estar preparados para luchar contra los tres tipos grupos anteriores conjuntamente.

El cultivo del opio en Asia Central se remonta al año 500 a.C. Sin embargo, el comercio actual tiene la suyas, como ya dijimos antes, en el final de la guerra ruso-afgaa (1979-1989). No sólo la guerra facilitó el crecimiento de la adicción a la heroína durante los 80, si no que facilitó el contrabando de la zona.

Afganistán sólo exportaba un porcentaje bajo aunque estable de opiáceos hasta el término de la Guerra Fría y el colapso de la Unión Soviética. Durante la guerra ruso-afgana fue bajo comparado con otros lugares:

  1. por la ocupación generalizada del Ejército ruso.
  2. porque los señores de la guerra sólo comerciaban con drogas con un fin: para hacer la jihad contra la Unión Soviética.
  3. porque los comerciantes afganos no pudieron desarrollar un mercado internacional por el ejército ruso.

Así que los Soviets son expulsados de Afganistán pero quedan los talibanes como fuerza más importante sobre todo en el Sur, con un objetivo claro: la imposición del Estado islámico. Y el Norte la Northern Alliance, los Señores de la Guerra, que se oponían a los primeros.

Fue entonces cuando el contrabando de cosas lícitas e ilícitas creció de manera dramática en Afganistán a lo que contribuyeron decisivamente los embargos de la ONU: hasta un 50% del país estaba en el negocio de la droga. Los talibanes, viendo el potencial del negocio, gravaron con impuestos el tráfico de drogas. Un gobierno grava el tráfico de drogas…

La pregunta que hay que hacerse es: ¿dónde está la línea divisoria entre la guerra por el control del terreno y la guerra por el control del tráfico de drogas? Pregunta que deberemos mantener hasta el final y que nos puede llevar a conclusiones bastante preocupantes.

Hasta ese momento, la ruta escogida era la ruta “balcánica” que iba desde Afganistán, pasaba por Irán y llegaba a través de Irak o las montañas del Cáucaso a Turquía, desde donde pasaba a Europa. Pero la unidad de anti-narcóticos de Irán empezó a actuar y en un solo año, 1999, interceptó más del 85% del total interceptado de opio en el mundo.

Así que, como los traficantes de heroína (uno de los derivados del opio) ni siquiera consideraron la posibilidad de irse del negocio, variaron la ruta. Desde hacía varios años, había una serie de rutas de contrabando de bienes lícitos entre Afganistán y Asia Central, creadas durante la guerra ruso-afgana. Con la desestabilización producida tras la caída de la Unión Soviética y las declaraciones de independencia de las repúblicas, estas se convirtieron en un verdadero paraíso para el contrabando: gobiernos y órganos de seguridad débiles, ausencia de controles de frontera y condiciones económicas en declive. Pero sobre todo uno de los legados más importantes de la herencia soviética: el altísimo grado de corrupción.

De modo que a partir de 2002, más o menos el 65% de los opiáceos afganos entraban en el mercado europeo a través de las repúblicas centro-asiáticas. Ese mismo año, la fuerza conjunta de la ONU, liderada por EEUU, había entrado en el país persiguiendo a Bin Laden.

Y ese mismo año, la especialista del FBI, Sibel Edmonds, fue expulsada del cuerpo por insistir constantemente en ciertos vínculos entre determinados oficiales del FBI y narco-traficantes. De hecho, casi todos los que tenían esos vínculos interesantes estaban en los Departamentos de Exteriores y de Defensa, que controlaban a las tropas en Afganistán y Asia Central. En enero del 2005, la Oficina del Departamento de Justicia del Fiscal General publica su dictamen sobre la cuestión en la que declara que fue expulsada por “informar de serias infracciones de seguridad y mala conducta en el programa de traducción de la agencia y que muchas de sus alegaciones habían sido probadas“.

Insisto: ¿significa que existe una conspiración? No, significa simple y llanamente que los intereses de diferentes personas son coincidentes. ¿La invasión de Afganistán fue por dominar el narcotráfico? No, fue para pillar a Bin Laden, pero al escoger la ONU a la Northern Alliance, como aliados, simplemente se benefició a uno de los lados en la guerra sin cuartel entre narcotraficantes. Lo que al final dio lugar a un aumento sin precedentes de la entrada de opio en Europa, al incrementar la inseguridad en el país. Y de paso se abrió un mundo de financiación para Al-Qaeda, también en dicho país.

2 comentarios »

  1. What else is interesting:

    1) US military and political pressure on the Serbs has benefitted narcotraffickers and other organized crime, as well as Islamic terrorists, in the Balkans.

    2) In the wake of Beslan, the US should have sided with Russia, but instead Bush called on Putin to negotiate with the terrorists.

    3) Afghanistan is now under US and NATO military protection, and the production of opiates has surged and even gotten comfortable; they used to send opium to Turkey for refining, but now it is refined into heroin within Afghanistan.

    4) The Silk Route is now under the protection of a string of US bases, and is now becoming a more important route for moving heroin from Afghanistan to Europe.

    5) Iran was actually fairly effective in stopping the movement of heroin across its borders on its way to Turkey and then to Europe!!!

    With those facts in mind, one wonders if, as Sibel Edmonds says, there aren’t powerful but corrupt elements in Washington driving US foreign policy to support heroin trafficking.

    One also must wonder if the Bush Administration’s beef with Iran isn’t because Iran won’t play ball with the heroin traffickers.

    Comentario por Yankee Doodle — febrero 3, 2008 @ 5:56 pm | Responder

  2. Oh, sorry — the Islamic terrorists involved in Beslan were connected both with Bin Laden and with heroin trafficking.

    In fact, some evidence suggests many of them may have been drugged out during the siege.

    Reports show lethal concentrations of opiates in the bodies of dead terrorists, as if these guys had a long-term, heavy addiction — as if fortifying themselves with opiates was part of the preparation for the attack.

    Comentario por Yankee Doodle — febrero 3, 2008 @ 5:59 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: